Post-neuromarketing

Que es el Neuromarketing

Neuromarketing.

Es uno de los términos más escuchados últimamente en el mundo de la ciencia y de la publicidad.

Pero ¿Qué es el Neuromarketing? Y ¿Cómo afecta a nuestras vidas?

El fundamento del Neuromarketing es utilizar la tecnología y el análisis de datos para predecir cómo va a reaccionar nuestro cerebro ante determinados estímulos publicitarios.

De esta manera, se puede enfocar y desarrollar mejor tanto el producto como la comunicación para lograr mejores cuotas de ventas.

La idea es analizar las ondas cerebrales cuando le presentamos al individuo estímulos en forma de un anuncio, una marca o una determinada imagen.

En principio puede sonar a ciencia ficción, pero es algo más frecuente de lo que pensamos.

Y aunque puede parecer que la idea y el fin es manipularnos ¿no lo hace la publicidad desde el principio de la misma? ¿No ha tratado siempre la publicidad de hacernos ver solo la parte agradable de un producto?

A nadie se le ocurriría para vender un coche explicar la cantidad de gases venenosos que expulsa, lo que cuesta arreglarlo si se estropea, lo que trabajaremos para pagarlo, etc…

 

Solo nos cuentan lo increíble que será conducirlo y lo que vamos a fardar. Punto

 

 

interior -coche

 

Pero si lo pensamos bien, esto es algo también muy humano.

Cualquiera de nosotros, cuando se presenta a un trabajo, a una persona nueva o a quíen sea, trata de mostrar solo lo mejor. Está, de alguna manera, haciendo publicidad de si mismo.

 

Pero aunque nos suene a ciencia ficción, desde hace décadas el Neuromarketing convive con nosotros de una manera más “rudimentaria”.

Cuando entramos a un supermercado, todo está preparado para tratar de influir sobre nuestro cerebro.

La disposición de los productos y sus colores están basados en Neuromarketing. El que en el centro del supermercado haya una panadería desprendiendo aromas intensos para que compremos es fruto del Neuromarketing. La música que se escucha es consecuencia del Neuromarketing.

Todo está muy estudiado para que compremos más.

 

supermercado

Neuromarketing y marketing digital

Las nuevas tecnologías están basadas en la comunicación y la información.

Y toda esa información que damos en redes sociales, Google, etc., se está utilizando para potenciar el Neuromarketing.

Debido a estas crisis económicas terribles que últimamente sufrimos, las empresas empiezan a necesitar un retorno óptimo de cada Euro que invierten en publicidad.

 

Desde hace tiempo, y gracias a la entrada de las nuevas tecnologías, la publicidad ha cambiado. Han sido cambios muy notables y en algunos aspectos a mejor.

 

 

Ahora, gracias a la segmentación tan potente que hay en Internet, tan solo nos van a llegar anuncios de temas que nos pueden interesar.
Ya no es obligatorio tragarte un anuncio de juguetes, por ejemplo, si no estás interesado en ello. Y esto, bien visto, es muy interesante.

Además, hay que tener en cuenta que la televisión tradicional tal y como la conocemos poco a poco ira desapareciendo.
Internet es el medio principal para recibir noticias e información, para ver series y películas, escuchar música, etc.

Y no cabe duda de que la publicidad, cada vez más, la vamos a recibir a través de la red.
Y conociendo esta realidad, las empresas están empezando a invertir fuerte en Neuromarketing.

 

cerebro-humano-dibujo

 

Si te das cuenta ya no es necesario registrarte con tu e-mail para descargarte algo. Ahora lo puedes hacer con tu cuenta de Facebook, Google+, Twitter o la que uses.

La idea es que des todos tus datos para que los utilicen en su estrategia de Neuromarketing.

Porque el Neuromarketing al final lo que busca es adivinar cuál sería nuestra reacción ante un anuncio publicitario en base a nuestro estado de ánimo en Facebook, por ejemplo.

O en base a nuestros intereses políticos, emocionales, religiosos, etc… Tan solo va a analizar a quien le encajará determinado producto y a quien no.
Porque hay algo que está claro. A la mayoría de la población, por mucho que le pongan anuncios de Ferrari, no los van a poder manipular. Al final uno compra lo que puede, salvo excepciones.
Porque la publicidad está ahí, lo ha estado y va a estar siempre.
Al fin y al cabo, no nos engañemos, vivimos en una sociedad de consumo.

Nos gustará más o menos, pero es la realidad.

A todos nos encanta comprar.

Y lo hacemos, básicamente, en base a nuestras posibilidades económicas.

Por tanto, veamos el Neuromarketing como una forma de recibir tan solo publicidad en base a nuestros gustos e intereses.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *