Post-errores-en-web

Los 7 errores más comunes en la Web para empresas

Las pequeñas empresas, por norma general, quieren tener presencia en Internet, pero desconocen algunas reglas técnicas y fundamentales de cómo hacer una página Web profesional y que sea efectiva.

Y esto es absolutamente normal,  no podemos saber de todo. Somos especialistas de nuestro sector, cada uno conócemos nuestro negocio.

Pero es complicado saber todos los trucos y técnicas del desarrollo web para que este trabajo sea lo más rentable posible.

Y aunque gracias a Internet tenemos mucha información para aprender a hacer cosas, la realidad es que se necesita tiempo y práctica.

Sería muy complicado explicar al detalle cómo hacer una página Web profesional en un solo post.

Sin embargo, un buen punto de partida es identificar que no debemos hacer nunca si queremos que ese esfuerzo sea rentable y nos traiga más ventas o contactos.

 

Los 7 Errores más comunes en las webs de empresas.

 

Páginas Web hechas con Wix o similares.

Este es uno de los errores más típicos  que nos encontramos en Internet.

Y evidentemente viene del desconocimiento general de cómo funciona la red. Y de este desconocimiento se aprovechan algunos proveedores de servicios de creación de webs “en cadena”.

Voy a poner el caso de Wix por ser uno de los más conocidos, pero hay muchos otros que ofrecen lo mismo.

 

Para empezar, la lógica nos dice que si una página web que funcione bien y cumpla objetivos puede costar 0€ o 100€ al año, ¿Por qué las grandes marcas iban a gastar miles de Euros en que se las haga una agencia de Marketing Digital?

 

La harían con un proveedor de este tipo y ahorrarían todo ese dinero.

¿Y cuál es la razón principal por la que este tipo de servicios no funcionan?

Pues la más grave es que no funciona bien para posicionar tu sitio Web en buscadores, es decir, en Google.

Y si no posicionas bien, no tendrás tráfico a tu web y no habrá contactos o clientes nuevos.

Porque hay algo que habitualmente se olvida:

 

El principal objetivo de una web es llegar a más potenciales clientes. Los que te conocen ya saben quién eres y que haces, ya confían en ti.

 

Por tanto, estrategicamente, esos no interesan tanto como los nuevos que estén buscando tu producto o servicio.

Y una web que no te promociona para llegar a más clientes es un “folleto avanzado”. No te traerá nunca más volumen de visitas y por tanto, no harás mas negocio.

Además, los tiempos de carga son lentos, los artículos del blog tampoco los puedes optimizar para el SEO, en la versión gratuita te colocan publicidad externa, etc.

Y una vez elegido un diseño y subida a la red, ya no podrás cambiarlo en un futuro, perderías todo el contenido.

Y del desarrollo, arquitectura de la información y experiencia de usuario mejor ni hablar, porque en este tipo de trabajos no existe.

En fin, es un trabajo barato, rápido y fácil, pero no vas a tener los resultados que necesitas.

web_negro

 

Textos y fichas de producto poco originales (o copiados)

Este es otro de los grandes fallos del 85% de los sitios web que hay en Internet.

Y es que para hacer una página Web que sea efectiva hay que cuidar el diseño, pero el mensaje y cómo lo mostramos es otra parte vital.

 

Para empezar, Google penaliza seriamente que tus textos no sean originales.

 

Y esto también vale para las fichas de producto. Si tu proveedor te las da a ti y a sus otros 100 clientes, y todos las suben tal cual, ocurren dos cosas:

  1. Cuándo alguien busque ese producto, no encontrará diferencia entre ti y los otros 99, con lo que eres uno más y el que te elijan será cuestión de suerte.
  2. Al ser un texto duplicado, Google te penalizará, con lo que tus posibilidades de estar más arriba en las búsquedas se verán notablemente reducidas.
  3. No vas a transmitir nada a los visitantes de tu web, ya que el texto será plano, sin emoción y tan solo contará características, nunca beneficios.

Claramente, crear textos originales y sugerentes nos es como coser y cantar.

Hay que hacer una buena labor de investigación de tus clientes, de la competencia, donde fallan y evitarlo, que hacer para ser diferente, etc.

Y esta es la labor de un CopyWriter, hacer que tus textos enamoren,seduzcan e impulsen la compra.

En definitiva que estén preparados para vender más.

Lo mismo ocurre con los artículos de tu blog. Si son sosos, si no aportan valor y soluciones a tus clientes, pasarán de leerlos y esto te hará mas invisible aún.

 

 

muñecas_iguales

Ciclo de navegación de usuarios  incompleto

Este es otro error bastante común a la hora de crear una página Web profesional.

Hoy en día, y debido a la enorme oferta que hay en Internet, los clientes no entran en tu web y comprar directamente, a no ser que seas Amazon.

Lo normal es que miren en varias páginas Web.

 

Pero si cuando entran en tu página web eres capaz de retenerlos, de hacerles navegar por tus páginas, tendrás más posibilidades de engancharlos y provocar que te compren o tengan muy en cuenta.

 

¿Y cómo se hace esto?

Pues teniendo previsto un ciclo de cliente, teniendo preparado el buyers Journey.

Debes provocar que sea fácil encontrar tu página “Sobre mí” para que sepa quién eres, de dónde vienes y porque debe confíar en ti.

Y tentarlos con artículos de tu blog, donde das más información y contenido de valor.

Y finalmente, si no compran en ese momento, intentar que por lo menos te dejen sus datos para que empieces una relación con ellos.

Y esto no solo aumenta tus posibilidades.

Si navega por tu web, el número de visitas a páginas y el tiempo de permanencia en la misma aumentan, lo que le dirá a Google que tu página es interesante y aumentará tu posición en las páginas de resultados, acercándote más a los primeros puestos.

Además,  tal vez no te compren en ese momento, pero si has conseguido su e-mail, tendrás un contacto de alta calidad que está interesado en tu producto o servicio. Lo que nos lleva al siguiente punto

 

Falta de formularios de registro para e-mail marketing y botones de acción

Alguien que está buscando tu producto o servicio es alguien que está preparado para comprar, es un cliente “caliente”.

¿Pero cómo hacer que te dé su correo mail? Pues no es fácil, pero tampoco imposible.

De hecho, si se hace bien puede ser relativamente sencillo. Y no debemos dejar todo esperando a que se registre en la página de contacto.

Puedes ofrecerle algo que le despierte interés y a cambio te dé su mail.

Por ejemplo, si tienes una tienda de ropa, puedes hacer una mini-guía sobre las tendencias de moda para la próxima temporada.

No tiene que ser un documento de 80 páginas, lo puedes hacer en 4 o 5, con unas fotos bonitas.

Y para darle ese “regalo”, solo le pides su mail, advirtiéndole de que recibirá ofertas y promociones de tu producto/servicio.

Y aclaralé que se puede dar de baja cuando quiera y no le enviaras nada más, esto da mucha confianza.

Aparte, lógicamente, de asegurarle que no darás sus datos a terceros, que cumples con la LOPD, etc…

 

Pero aprovecha que el usuario esta interesado en lo que vendes y trata de captarlo. Si te fijas, las grandes marcas lo hacen habitualmente, y será por algo. Ese esfuerzo tendrá recompensa seguro.

 

 

e-mail marketing

Asimismo, haz uso de los botones o llamadas a la acción (CTA Call To Action).

Por norma general son los grandes olvidados en las páginas webs comerciales, cuando son un recurso muy valioso para mejorar la experiencia de usuario, simpre y cuando se usen bien.

Puedes colocar tantos botones como sea necesario, sin pasarte, que no parezca una feria. Pero puedes usar más de uno y en todas tus páginas, facilitando al usuario la respuesta a preguntas o ampliar determinadas informaciones.

¡Y que destaquen, que se vean bien y se diferencien de otros elementos de tu Web!

 

Yo, Yo y YO

No nos damos cuenta, pero casi siempre nuestro Ego nos hace escribir sin pensar en el cliente.

Te encuentras en el 90% de los casos que cuando hacen la página de sobre mí, se habla de lo que hacemos, nosotros somos, somos una empresa con más de 20 años…Muy bien, eres uno más.

Pero al cliente le importas un bledo. Él quiere saber cómo le vas a ayudar, que puedes hacer por él, porque te tiene que comprar o contratar, que le vas a solucionar.

Por eso, céntrate más en tu cliente y menos en ti. Y esto solo lo puedes hacer haciendo un buen trabajo de investigación de tu cliente ideal. Y escribe pensando en que preguntas se hace, que dudas  tiene, que le fastidia la vida o que le duele.

 

Cuéntale que será más feliz si trabaja contigo. Y se 100% sincero. En Internet las mentiras se descubren muy rápido, y el efecto de ser descubiertos puede ser fatal. Las malas opiniones corren como la pólvora por la red.

 

 

Textos que aburren

De nuevo volvemos al contenido de tu sitio Web.

En primer lugar, elige el tono de tus comunicaciones. Si vendes algo para gente joven, trátalos de tú, haz una comunicación que sea alegre, divertida, hasta te puedes permitir un toque de humor.

Pero sobre todo, busca emocionarlos cuando te lean. Busca su punto de dolor, que es lo que les angustia, que les haría felices y cómo puedes tú ayudarlos, darles soluciones.

Pero como una buena novela, debes atraerlos a tu terreno.

Y nada de textos muy técnicos que solo tú puedes entender. No los hagas sentir ignorantes, saldrán pitando de tu web.

Los párrafos deben ser cortos. Un párrafo de más de tres líneas es difícil de leer. Y que tenga ritmo de lectura. Párrafos largos seguidos de algunos cortos, preguntas, llamadas a la acción, negritas, etc.

Y mete también fotos, algo que haga airearse un poco  la lectura.

 

Pero sobre todo, la clave es ser muy natural y hablarle en su tono, esto es infalible. Luego vendrán las palabras clave para el SEO y demás, pero que el texto sea natural, que sea una conversación entre tú y él/ella

 

 

 

aburrido

 

Malas fotos o de stock en tus paginas principales

Por último, enfocado al aparatado visual, el tema de las fotos y los videos.

Si te has gastado una pasta en decorar tu tienda o restaurante, por supuesto no pongas fotos de stock iguales a las de todo el mundo.

Invierte en un buen fotógrafo que te haga unas buenas fotos de tu local, bien iluminadas, bien preparadas. Y sal tú en ellas.

No hay nada que nos dé más confianza que ver a la persona a la que vamos a comprar. Sonríe, arréglate el pelo, sal guap@.

Al final, todos sabemos que detrás de los negocios hay personas, y queremos saber quiénes son, que aspecto tienen. Te puedes hacer las fotos tú mismo, pero ¿qué imagen profesional estarás dando?

 

En definitiva, si queremos que nuestra imagen en Internet sea profesional, debemos tratarlo profesionalmente.

 

Hay mucha información en la red, y con tiempo y esfuerzo lo puedes llegar a conseguir.

Y si no, siempre puedes contratar profesionales que te desarrollen todo este trabajo.

Y lo bueno que tiene hacer una página web es que no es absolutamente necesario hacerlo todo de un golpe.

Puedes empezar con algo básico e ir incrementados servicios y opciones a medida que te vaya funcionando

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *