SEO_On_Page

SEO On Page: La base de un buen proyecto WEB

Si hay alguna palabreja del marketing digital que a todo el mundo le suena y de la que casi todo el mundo  conoce algo, esa es el SEO (Search Engine Optimization u optimización del posicionamiento en buscadores)

A la hora de presentar un proyecto a un cliente, muchas veces lo primero que te preguntan es si haces posicionamiento SEO.

Está claro que en la mayoría de los casos la gente piensa que un trabajo de SEO va a consistir en colocar su sitio Web en las primeras posiciones de Google. Y de eso se trata, pero no es ni fácil ni rápido, eso no pasa nunca de un día para otro.

Y es verdad que con un buen trabajo de contenido y redes sociales es posible colocar algunos posts y palabras clave en las primeras páginas de los motores de búsqueda.

Pero también he visto que en una gran mayoría de las ocasiones cuando visitas clientes que ya tienen una web funcionando, el apartado del SEO OnPage es un desastre, cuando no inexistente.

Y va desde páginas que tienen bloqueado directamente el acceso a buscadores, con archivos robot.txt mal configurados, sin metadescription, etiquetados Hx sin jerarquía, incoherentes, sin Keywords research, etc..

Pero no nos engañemos,

 

Si el SEO OnPage está mal hecho, los cimientos de lo que queremos construir serán débiles

 

con lo a partir de ahí todo ira mal y hay muchas posibilidades de que el edificio se derrumbe…eso si llega a terminarse.

 

SEO On Page. Que debes saber

 

Como funciona Google

Para empezar es importante saber cómo funciona Google a la hora de indexar tu página y mostrarla a los usuarios.

Para que nos hagamos una idea, Google es una biblioteca donde se encuentra almacenada la información de las páginas web existentes. Pero si no le damos los datos de manera que lo entienda no podrá clasificarla y mostrarla cuando el usuario busque tu producto o servicio.

Durante este post nos referiremos a Google como motor de búsqueda principal, ya que en Europa y más en concreto e España es el más conocido y usado, pero hay que aclarar que existen otros por todo el mundo que funcionan de manera muy similar (Bing, Yahoo, etc..)

 

El Rastreo o Crawling

La forma que tiene de hacer esto Google y prácticamente todos los motores de búsqueda es a través del crawling.

 

Los crawlers son los bots o arañas (pequeños programas de rastreo) que Google lanza a la red para que rastree (valga la redundancia) los sitios web existentes, los analice, clasifique y presente al usuario.

 

En este proceso de rastreo Google dedica un tiempo asignado (en base a la autoridad de tu web) al análisis de tu sitio, con lo que si no le damos la información necesaria y en el orden que lo necesita, la indexación estará mal hecha o ni siquiera estará. Por eso es tan importante presentarle todos estos datos “en tiempo y forma”.

Hay teorías que hablan de que solo debemos presentar a Google la información relevante para el usuario; pero como todo lo que se piensa de Google, solo son teorías.  

Hay excepciones, pero nos decantamos por pensar que a Google le molesta que le ocultes información. Quiere saberlo todo sobre ti (ese es su negocio), con lo que en principio y por norma general el archivo robot.txt debe permitir a los bots acceder a todo el contenido de tu página, sea este relevante o no.

Tal vez en la primera pasada no le dedique el tiempo necesario a analizar todas tus URL´s, pero esto se corrige con sucesivos rastreos y con el movimiento de tu contenido por redes sociales, linkbuilding, etc..

Tener un Sitemap claro

Por otro lado es fundamental tener un Sitemap de nuestra Web para que el robot de Google lo lea y pueda rastrear tu sitio de una manera más inteligente y efectiva.

Esto le ahorrara tiempo a la hora de hacer el crawling y por tanto optimizara los recursos que te dedica para el análisis de la información que le ofreces a través de este archivo y los metadatos incluidos en el.

Y ya puestos, aclarar que los metadatos son una fuente de información esencial para Google, ya que a través de ellos le estamos dando datos sobre cuál es la temática de tu web, descripción de lo que ofreces, sector, posibles intereses para el usuario, etc..

Las etiquetas Hx

Las etiquetas de contenido Hx van desde la H1, o título de tu página o Post, hasta la H6.

Por cada página o post debe haber tan solo una etiqueta H1 que defina el título del mismo, y a partir de ahí y siguiendo un orden jerárquico y coherente, le iremos diciendo a Google de que trata el contenido.

De nuevo haciendo un símil con una biblioteca, el H1 es el título, el H2 el subtítulo, el H3 la descripción corta, y así sucesivamente.

 

Es muy importante a la hora de elegir estas etiquetas Hx seleccionar las palabras clave que las compondrán y que se deben escoger en base a los criterios de búsqueda de los posibles usuarios a los que queremos llegar

 

La indexación

Una vez que Google ha pasado su crawler por tu sitio, ha leído la información que encuentra y la analiza y clasifica se produce la indexación.

Al igual que en el ejemplo de la biblioteca, ahora Google sabe a qué te dedicas y que ofreces, por lo que te coloca en su índice y en la estantería adecuada.

A partir de ese momento, tu sitio web puede ser encontrado en las Serp´s (Search Engine Results page  o páginas de Google u otros buscadores)

 

Como decide Google el ranking de tu página Web

Vale, Google (o cualquier otro motor de búsqueda) ya sabe a qué te dedicas, te ha colocado en sus “estanterías” y te presenta en los resultados de las Serp´s. ¿Pero donde ?.

Aquí llega el apartado del rankeo.

Si es tu primer libro, nadie lo conoce y por tanto nadie lo “pide”,  Google no te va a colocar al lado de los Best-Sellers.

Al fin y al cabo, lo que hace a Google ser el buscador Nº1, al menos en Europa, es precisamente que ofrece  los mejores resultados posibles al usuario en base a lo que busca.

Es decir, para tener un rankin en el top 10 es fundamental que tu página sea relevante y que tenga autoridad ( osea, muchas visitas y de calidad), y eso no se consigue casi nunca rápida ni fácilmente.

Google analiza diferentes y muy variados parámetros para asignar una posición a tu sitio web.

Estos pueden ser la cantidad de visitas o  tráfico que recibe tu web, que el usuario navegue y no se salga  sin interactuar (rebote),  que tengas enlaces entrantes de otros sitios web y que estos tengan a su vez autoridad. Que tu contenido sea de calidad (y original, por supuesto), que haya “clicks” en tu web, etc…

 

Por tanto, el trabajo de posicionamiento SEO de un sitio Web no es algo que se produzca por casualidad, sino que más bien es fruto de un trabajo concienzudo, perseverante, paciente y muy técnico.

 

En definitiva, para que un proyecto Web funcione y nos dé resultados en cuanto a visibilidad se refiere es necesario mucho trabajo y dedicación, creación de contenido de calidad y creación de enlaces (linkbuilding).

Pero como todo, si no hay una buena base esto se traduce en “prácticamente imposible”; y esa base para que todo funcione bien y tenga posibilidades de ascender en las SERP´s es el SEO OnPage.

¿Quieres contarnos que necesitas para potenciar tu negocio en la red?

Te ofrecemos media hora de consultoría por teléfono o Skype, totalmente GRATUITA para ver si te podemos ayudar a mejorar tus ventas en Internet y redes sociales.

Solo tienes que seguir este enlace y reservar tu tiempo http://zinkinmd.com/.

Sin compromiso ninguno.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *